martes, 26 de febrero de 2019

El pequeño Charles





El niño coge uno de los pocos muñecos que quedan dentro del cajón de los juguetes. Enseguida le arranca los brazos y comprueba que las piernas se desprenden con más facilidad aún. Para sacarle los ojos se toma su tiempo, no le gusta que acabe tan pronto la diversión. Después sale al jardín y entierra el pequeño cuerpo desmembrado junto a los otros. Mientras tanto su mamá, la señora Manson, se pregunta extrañada dónde estará el gato, al que hace más de tres días que no ve. 

Microrrelato seleccionado para su publicación en el concurso "100 palabras para mamá" convocado por El Libro Feroz Ediciones.






1 comentario:

  1. Hasta el más terrible de los asesinos tuvo su tierna infancia. Magistral.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar