viernes, 30 de octubre de 2015

Uno más


Ordenaron colocarle una venda en los ojos y él se dejó hacer. “¡Pobres imbéciles!”, pensó Juan “el ciego”, al tiempo que el pelotón de fusilamiento avanzaba un paso al frente.


Microrrelato seleccionado para su publicación en el II Concurso internacional de microcuentos convocado por Ediciones con Talento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario